No sabes como temo decirte que no te acerques,
que no quiero estar con nadie mas,
que ya no me aguanto, que ya no lo soporto
y me envuelven brumas de oscuridad.

Que me pierdo por el simple afán de no encontrarme,
gritando deseos que se pierden en el aire
y anhelando cosas que no obtendré,
a veces suspiro por tu boca y tus labios,
a veces quien soy no lo sé.

Y cuando todo es caos y pandemonio,
cuando cielo es suelo y paraíso un infierno,
cuando miro sin mirar y amo sin amar
sale de mi mas profundo yo la esencia,
el núcleo de mi existencia.

¡Ah! como amo la rebeldía arcana, intrínseca
que brota de mis poros como si fuese
un anagnorismo espiritual, una epifanía,
rodeando en su aura de libertad y poder
de al fin ser lo que soy.

Y entonces no temo perderte sino te tengo,
y no temo marcharme sino me poseo.
Volviendome uno en el infinito espacio y tiempo,
soy lo que quise, no lo que fui.

Arquieta

Anuncios