Siendo honesto, he de decir
que he ido claudicando en el silencio
con que se va tejiendo
el enmarañado telar de tus pasos,
forjándome un futuro incierto.

¿Qué hacer cuando se contempla
una hermosa estrella, y saber qué,
por más que le recite poemas
seguirá brillando, lejana y sin mí?

Cada sueño es una epifanía repetida
sobre la odisea cotidiana
de no vencer la osadía y revelar
que la figura que esculpen mis pensamientos
y sentimientos, eres tú.

Hay más verdad en el óleo
que la que cuentan los colores;
y en toda música hay más
que la suma de sus partes.
En cada palabra tuya, hay átomos tan bellos
y sonrisas escondidas.

Arquieta

Anuncios