Aaalla se encontraba haciendo hemorsas imágenes mentales en las ondas que gobernaban su alrededor. Tenía una maestría en ello únicamente superada por su anhelo de libertad.
-Mira Aeoeeo, es mi nueva creación, ¿bonita, no es cierto?
-Ciertamente magnífica, como ya sabes, aunque es igual de lacerante Aaalla, ¿tantos maros (un maro son 4 años terrestres) y sigues anhelando tanto la libertad?
-¿Acaso tú no?
-Sí, pero soy paciente.
-Ae, si el sol explota y estamos dentro de este océano, moriremos ¿lo sabes verdad?
-Como no saberlo, he recreado la situación mediante pensamiento conjunto, y la muerte sería inevitable. Pero alguno de nosotros hallará alguna apertura en esta prisión, todos estamos buscando.
-No la hemos hallado en 4000 maros, ¿que te hace pensar que la encontraremos ahora? ¿acaso hay alguna área sin explorar?
-No, pero hemos descubierto como fabricar áreas sin explorar.
-Es un proceso lento Ae, si tan sólo no fueran metálicos sus continentes…
-Todos han reforzado sus métodos, tendremos más área. Recuerda que sólo basta con que salga uno y seremos libres todos.
-Lo sé…
En eso, el contorno de Aaalla perdió algo de fuerza y cambió de color. Durante 4000 maros, no había podido hallar suficiente paz como para sentir alegría constantemente. Sin duda, era una Eterna jovén, tendría 10000 maros dentro de poco.

Aeoee continuó vagando, inspeccionado la bóveda celeste. Había estado en varias de esas estrellas y había contemplado dos mundos con capacidad de vida, antes de que fueran bombardeados por una explosión gamma de una fusión de estrellas binarias cercanas.
Afuera, Él era invencible. Indestructible. Siempre lo habían sido, Él y su raza, porque ya no recordaba cuando habían cambiado y se convirtieron en seres Eternos y casi omnipotentes. Nada podía matarlos, hasta que se toparon con los Lógicos y estos hallaron su único punto débil y los encerraron dentro de ese mar de ondas opresoras. Siempre habían sido buenos, pero sus planes de bondad chocaban con los Lógicos de aquella época. Siempre habían sido libres y ahora eran simples carcelarios abandonados en un mar lleno de soledades. Si volvían a salir, sabía que debían enfocarse en eliminar su debilidad, aunque temía lo que pudiera pasar. Un ser sin debilidades, podría ser precisamente un ser más imperfecto todavía.
Estaba captando un pensamiento que le llamaba.
-¿Sí, Uuoea?
-Creo que debes venir Aeoeeo, hay algo interesante aquí.
-Enseguida voy Uu.
Uuoea se encontra cerca de donde estaba el Eterno más antiguo, y Aeoeeo se preguntó si algo habría dicho el Antiguo. Desecho la idea, porque habría contactado a todos mentalmente, sólo el tenía tanto poder como para mutiplicarse en tantas mentes.
Llegó en segundo y medio a donde estaba Uuoea.
-¿Qué pasa?
-El hijo de Eoeo ha dicho percibir algo extraño
-¿Tiene algo que ver con su mutación en la percepción mental aumentada?
-Creemos que sí, pero eso no es lo importante Aeoeeo, lo importante es que parece haber descubierto un pequeño espacio de ondas tangenciales. ¡Ondas Tangenciales! ¡Podemos escapar por ahí!
-Lo sé, Uu, lo sé. Sabíamos que el productor de Ondas Opresoras tenía ese desperfecto, pero debió ser cubierto con otro que tuviera el hueco en otro lado, ¿seguro que han detectado un hueco libre?
-No lo sé, estamos esperando a Ioa
-¿Le ha cambiado la primer consonante? Eoeo siempre tan novedoso.

Índice